Modelo Educativo UA

Como parte del ajuste de su modelo educativo, la Universidad Autónoma llevó adelante en 2014 un rediseño de sus planes y programas de estudio.

Este nuevo enfoque centrado en el estudiante, implica el reconocimiento de que estos constituyen realidades individuales y únicas, como asimismo del hecho que una parte de ellos recibió una educación secundaria insuficiente, lo que le obliga, como institución educativa, a comprometerse en un esfuerzo adicional para entregar herramientas prácticas, que le permitan enfrentar, de mejor forma, el desafío de una carrera universitaria y en definitiva, alcanzar la metacognición, logrando así aprender a aprender.

El eje de este rediseño, reivindicó aún más, el principio de centralidad en el estudiante. Esto, por cuanto es él quien debe asumir un rol protagónico para adquirir aprendizajes, en especial los transversales, que den cuenta de los conocimientos, habilidades, actitudes, valores y comportamientos necesarios en el plano personal, intelectual, ético y social, de modo de hacer efectivos los planteamientos en los que descansa el proyecto universitario de la institución. Asimismo, estos aprendizajes transversales deben dar cuenta de las demandas del mundo laboral y las necesidades de un profesional del siglo XXI.

Como complemento de los conocimientos teóricos, en la Universidad Autónoma de Chile se considera parte importante de la formación del alumno la dimensión curricular transversal que involucra el fortalecimiento de habilidades y actitudes que están presentes en el aprendizaje como un todo y que no son privilegio de un área disciplinaria en particular, sino que apuntan a logros de carácter más genérico. Entre estas se cuentan las habilidades de comunicación; la capacidad de abstracción, de análisis y síntesis; el desarrollo personal; el trabajo en equipo; el comportamiento ético; el pensamiento crítico y la responsabilidad social, las que constituyen características que, en la Universidad Autónoma, se valoran como competencias distintivas de una formación integral.

Asimismo, se fortaleció la metodología de la “Lectura Previa”, que permite cerrar las brechas de conocimientos con que llegan algunos alumnos, por lo que quedan preparados para adquirir los nuevos aprendizajes, gracias al material que se entrega y cuyo estudio es evaluado al inicio de cada clase.