Historia de la Universidad

Fundada el 31 de julio de 1989

La Universidad Autónoma de Chile es una institución sin fines de lucro fundada en Temuco el 31 de julio de 1989, con el nombre de Universidad Autónoma del Sur, por el destacado abogado e Hijo Ilustre de la capital de La Araucanía, Teodoro Ribera Beneït, quien convocó a otras personalidades locales en torno a esta iniciativa.

Su objetivo fundacional era brindar acceso a educación superior para jóvenes de la región que se veían obligados a emigrar a otras ciudades, toda vez que el sistema tradicional no les ofrecía posibilidades de acceso a disciplinas de su interés. Su nacimiento en la Región de La Araucanía le legó una impronta perdurable y distintiva: el fuerte compromiso con el desarrollo local y regional, materializado en la provisión de nuevas alternativas de formación en las regiones en que se ubica.

La Universidad comenzó sus actividades en 1990 con las carreras de Derecho e Ingeniería Comercial y sólo con 159 alumnos, en una antigua casa arrendada para ello.

Inicios UA

En 1992, se agregó a la oferta académica la carrera de Arquitectura y la Universidad se trasladó a una casa de mayor tamaño, ubicada en el tradicional barrio residencial de Avenida Alemania, en Temuco.

En el año 1995, la Universidad ingresó al Sistema de Acreditación del Consejo Superior de Educación, organismo que certificó su plena autonomía institucional en el año 2002.

2003 - 2009

Crecimiento y Calidad

Al año siguiente, la Universidad expandió su presencia a las regiones de El Maule y Metropolitana, adoptando el nombre de Universidad Autónoma de Chile. Ello constituyó una excepcionalidad respecto de la tradición universitaria chilena, en la cual son los centros de estudios superiores de la capital los que llegan a las regiones y no al contrario.

El rápido y sostenido crecimiento de la Universidad Autónoma ha sido la consecuencia de un proyecto orientado a la calidad académica y al resguardo y adecuada focalización de los recursos, para fortalecer el modelo educativo y una infraestructura acorde.

A fines de 2006, la Comisión Nacional de Acreditación de Pregrado (CNAP) acreditó a la Universidad Autónoma de Chile por tres años, en los ámbitos de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado. Esto implicó un nuevo reconocimiento a la calidad de su proyecto educativo.

En 2009, la Universidad dio un nuevo paso, al crear el campus Providencia. Al año siguiente, la institución fue acreditada por cinco años, hasta octubre de 2015, agregando a las áreas obligatorias de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado, la optativa de Vinculación con el Medio. No obstante su carácter de institución privada, la incorporación de esta nueva área dio cuenta de la vocación pública de la Universidad, y de la opción por proyectar socialmente a sus egresados y titulados.

2011 - 2012

Investigación de Calidad y Rol Social toman relevancia institucional

En 2011 la Universidad implementó un agresivo plan de contrataciones de investigadores a través de un programa internacional, que permitió traer y radicar en Chile 65 investigadores, principalmente europeos. Esta iniciativa generó un acelerado proceso de maduración institucional y de avance desde una universidad preferentemente docente, a una más compleja, con un desarrollo de la investigación.
FOTO

Desde el año 2012, esta casa de estudios incorpora como eje transversal el concepto de Responsabilidad Social Universitaria a su quehacer institucional, para la formación de profesionales competentes, socialmente responsables y orientados hacia una formación permanente, con el objetivo de ser un aporte real al desarrollo nacional, regional y local.

2015 al presente

En noviembre de 2015, la Universidad Autónoma fue nuevamente acreditada por cuatro años, pero logrando agregar el área de Investigación, con lo cual ingresó al exclusivo y exigente grupo compuesto sólo por veinte universidades chilenas.
En este último aspecto, la Universidad Autónoma de Chile puede mostrar hoy, con legítimo orgullo, que el incentivo al descubrimiento científico es uno de sus atributos distintivos, el que ha sido posible gracias al proceso de incorporación de académicos con formación doctoral en prestigiosas universidades chilenas y extranjeras, así como al desarrollo en materia de infraestructura, equipamiento, recursos bibliográficos físicos y digitales, a la provisión de fondos propios de incentivo a la investigación complementados por la captación de recursos concursables externos.
A fines de 2015, la Universidad se hizo voluntariamente parte de la política de gratuidad impulsada por el Estado, asumiendo la incertidumbre que implica un sistema sustentado en una norma legal transitoria. Lo hizo convencida de que se trata de una política pública que permanecerá en el tiempo y que le permite cumplir, de mejor manera, con su misión primigenia, toda vez que posibilita que un número significativo de sus estudiantes de menores ingresos puedan cursar estudios universitarios, con financiamiento estatal.
La Universidad Autónoma está convencida que su proyecto educativo es necesario para Chile y por lo mismo, continuará creciendo con sentido de propósito, centrada en las necesidades de sus estudiantes e incrementando su posicionamiento como una Universidad que contribuye significativamente al desarrollo local, regional y nacional y que aporta a la creación, preservación y difusión del saber y la cultura, al ofrecer oportunidades de formación permanente.
Hoy, esta casa de estudios superiores ha logrado transitar parte importante del camino y llegar al destino con el que soñaron sus fundadores en 1989: cuenta en la actualidad con 1.600 profesores; 22.000 estudiantes; y más de 18.000 profesionales egresados que tienen una empleabilidad del 91%.

Aseguramiento de Calidad

Con 22.000 estudiantes y más de 20.500 profesionales egresados, la Universidad Autónoma de Chile fue nuevamente acreditada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA-Chile), organismo que resolvió otorgar 4 años de acreditación, en las áreas obligatorias de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado.

Saber más

Misión, Visión, Propósitos y Compromisos

La Universidad Autónoma de Chile tiene por misión formar, en los distintos niveles del sistema, graduados y titulados competentes, socialmente responsables y orientados hacia una educación permanente, proporcionando para ello un entorno académico de calidad, que promueva así al progreso de la sociedad.

Saber más

Reglamento

Nuestras reglas, derechos y deberes mantienen el correcto funcionamiento de nuestra institución.

Saber más