5 febrero, 2018

“En las mesas con votantes nuevos, uno de cada tres sufragios que en primera vuelta fueron para Beatriz Sánchez, en el balotaje se traspasaron a Sebastián Piñera”, esa es una de las conclusiones del estudio al comportamiento electoral en las elecciones Presidenciales 2017, realizado por el analista político y académico de la Universidad Autónoma, Tomás Duval.

El foco del análisis estuvo en el resultado de la segunda vuelta realizada el domingo 17 de diciembre, donde Sebastián Piñera resultó electo con 54,58% de los votos, sobre Alejandro Guillier quien obtuvo 45,43% de los sufragios.

A través del análisis de cuatro dimensiones se revelan algunos de los factores del éxito de la estrategia de campaña de Piñera, que tuvo como lineamientos principales obtener el apoyo de los sectores del centro político, especialmente a los adherentes de la Democracia Cristiana (DC) y buscar conquistar ciertos nichos electorales para que se movilizaran a votar.

 

En concreto, el estudio de Duval evaluó el efecto que tuvo la candidatura de Carolina Goic (DC) en el resultado de Sebastián Piñera en el balotaje. De acuerdo al análisis, en todas las regiones el Presidente electo obtendría más de la mitad de los votos de Goic, siendo en Magallanes la región donde menos porcentaje obtiene (56,30%) y Valparaíso la de mayor porcentaje (88,01%).  Mientras que a nivel nacional Piñera captaría 3 de cada 4 votos de los votantes de Goic o votantes duros de la Democracia Cristiana (DC).

Por otro lado revisó en detalle el resultado en primera y segunda vuelta de las mesas nuevas. Pese a que en 14 distritos se registró una baja neta en los votantes, se observó que necesariamente, por la cantidad de votos obtenidos en la segunda vuelta por ambos candidatos, existió un trasvasije o traspaso de votos desde Sánchez a los dos candidatos que estuvieron en la papeleta de la segunda elección, en todos los distritos electorales.

De esta forma, por ejemplo en el distrito 27 de Aisén, el Presidente electo captó 1 de cada 5 votos de Sánchez, mientras que en los distritos 21 de la región del Bío-Bío y distrito 2 de Tarapacá, Piñera captaría más del 50% de los votos de Sánchez, que fueron a votar en el balotaje. Al revisar esta situación a nivel nacional, dado que existió un aumento neto marginal en la votación entre la 1ª y 2ª elección, se observa que en las mesas con votantes nuevos, 1 de cada 3 votantes de Sánchez, votaron en la 2ª elección por Piñera.

La tercera conclusión se relaciona con las comunas con una alta presencia de personas que se identifican con los pueblos originarios, en especial el mapuche. En ellas Sebastián Piñera tendría una votación más alta que su promedio nacional (56,2%), cifra que se vería aumentada en las zonas de mayor conflicto donde sus votos alcanzaron el 62,6% del total.

Como último factor se identifica que en aquellas comunas con un alto porcentaje de habitantes que se declaran evangélicos la candidatura de Sebastián Piñera logra un porcentaje más alto que su promedio nacional llegando al 56,8%.

Un aspecto relevante a tener en cuenta tanto para el gobierno del Presidente Piñera, como para futuros comicios electorales, es que los electores inscritos el año 2012 se comportan de una manera muy distinta a los resultados nacionales, destacando la alta votación de Beatriz Sánchez (32,62%)   y de José Antonio Kast (10,07%).

Ver estudio completo: Informe Comportamiento Electoral