8 septiembre, 2017

“Para 2050 uno de cada cuatro chilenos será adulto mayor”. Ésta fue una de las principales proyecciones de la presentación de la Decana de la Facultad de Arquitectura y Construcción de la Universidad Autónoma, Paz Serra, en el seminario ¿Qué es calidad de vida en el contexto de una población longeva sin precedentes?, organizado por el Departamento de Salud Mental y Psiquiatría de la Universidad de Chile.

La académica expuso sobre Arquitectura, Urbanismo y Longevidad, y su ponencia abordó el envejecimiento poblacional en Chile y Sudamérica, el polo gerontológico (dónde vivir), la distribución urbana de la tercera edad, quién se hace cargo de este grupo etario, la arquitectura y el espacio público, entre otras materias.

A su juicio, el envejecimiento exponencial de la población va a la par con la natalidad, la cual presenta un franco retroceso. “El grupo etario sobre 60 años llegará al 28, 5 por ciento en los próximos 30 años, mientras los niños de cero a nueve años apenas alcanzarán el 18 por ciento. Además, la expectativa de vida de las personas sobre 90 años en Chile sigue incrementándose”, advirtió. La sociedad debe hacerse cargo de las transformaciones que esta situación implica, añadió.

Un aspecto central de su ponencia se refirió, precisamente, a quién debe asumir las implicancias que esta nueva coyuntura implicará en lo social, político, estructural, económico y urbanístico. “Con una población que se aproxima a vivir 100 años, los espacios físicos deben adaptarse”, acotó, agregando que para garantizar una senilidad con calidad de vida y asegurar un bienestar humano todos los actores deben ser partícipes: la familia, el Estado y el mercado.

En ese sentido, destacó iniciativas de políticas públicas que comenzaron a implementarse en 2008 como los Establecimientos de Larga Estadía para Adulto Mayor (ELEAM), las viviendas tuteladas y los subsidios por grupo familiar del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, para ampliar los inmuebles e incorporar a los adultos mayores. Ello deberá ir en paralelo con nuevos y más amigables diseños en la construcción de los inmuebles, transporte público, plazas y parques y accesibilidad universal. Todos estos aspectos apuntan a que “este cambio etario sea una oportunidad de humanización”.

La Decana Paz Serra también mencionó como tendencia de futuro la incorporación de la domótica, que consiste en funciones de asistencia robotizada a la tercera edad.

Esta actividad es parte del diplomado “Longevidad y Salud Mental: Mejorando la calidad de vida”, del Departamento de Salud Mental y Psiquiatría de la Universidad de Chile, donde también participa la Decana Serra. En la ocasión, también expusieron el director del mencionado postítulo, Dr. Roberto Sunkel; el Dr. Otto Dörr; el economista Antonio Recabarren; y la directora del mencionado departamento, Anneliese Dörr.